Copia remota entre grabadores: duplicando la seguridad

Copia remota entre grabadores. Vamos a fijarnos hoy en una forma de uso de los grabadores bastante interesante y poco utilizada.  No se trata ni de un sistema novedoso, ni nuevas funciones, sino de darle un uso poco habitual pero que entraña importantes beneficios…

Pongámonos en situación. Imaginemos que tenemos 2 locales, uno en Barcelona y otro en Sevilla, ambos dos con acceso IP. Cada uno grabaría localmente las imágenes de sus propias cámaras. Ahora imaginemos que se produce un robo en Barcelona, y a parte de la mercancía de paso se llevan el grabador. Ahí tendríamos un serio problema pues la única prueba se habría esfumado con el grabador.

Luego entonces…¿en que consistiría la copia remota entre grabadores?. Pues que el grabador de Barcelona grabaría además de sus cámaras al de Sevilla y el de Sevilla grabaría las suyas además de las de Barcelona. Esta copia espejo o redundante nos podrá ser entonces de gran utilidad.

Para poder realizar esta función necesitamos que ambos grabadores sean grabadores de vídeo en red (NVR o grabadores de cámaras IP), lo cual nos conduce igualmente a que las cámaras deberán ser al mismo tiempo IP en ambos casos.
A  nivel de uso del ancho de banda en cada ubicación tampoco será un problema ya que cada equipo usará la banda de subida para emitir hacia el otro equipo y la de bajada para grabar la del otro equipo, con lo que no debería colapsarse en un único sentido.
Y a efectos de configuración, no hay que hacer nada especial, sino decirle al equipo que la IP que tiene que grabar, en vez de ser una local dentro de su misma red, es una IP pública.

 

copia remota entre grabadores

 

Posteriormente nosotros podremos acceder indistintamente a cualquiera de los dos equipos, ya que albergarán copia de las grabaciones tanto de Barcelona como de Sevilla para el ejemplo dado.Existe una variante de esta forma de configurar el equipo que ya explicamos anteriormente, la cual consiste en  este caso en utilizar  DVR´s (grabadores convencionales ) y no NVR´s . Aquí podemos grabar por cada grabador aproximadamente 2 cámaras IP en remoto máximo, pero en ningún caso sería un grabador entero.

Igualmente para el ejemplo, cada grabador podría grabar bien a otro grabador o a cámaras IP individuales. La flexibilidad que aportan los equipos IP, hace que no sea necesario que cámaras y equipos de grabación estén conectados por un cable.

Lo dicho, ninguna tecnología nueva, pero si un mejor aprovechamiento de las existentes. 😉