un SAI para videovigilancia: protegiendo nuestros equipos

Un SAI para videovigilancia :¿que es un SAI (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida) o UPS (Uninterruptable Power Supply)? Se trata de un dispositivo que permite mantener la alimentación eléctrica mediante baterías en caso de falla del suministro o por sobretensiones de la red eléctrica. Nos ayudarán a mantener pues nuestros equipos en funcionamiento antes repentinas perdidas o cortes de suministro eléctrico. Podemos destacar 3 clases de SAI o UPS:

Off-line: cuando falla el suministro de red eléctrica empiezan a generar su propia alimentación. Al no ser activos, se produce un pequeño intervalo de tiempo en el que no hay suministro eléctrico. Generan una onda que no es sinusoidal, por lo que no son aconsejados para proteger dispositivos  sensibles a la forma de onda de su alimentación. Uso común:  domésticos como ordenadores, monitores, televisores, etc.

 

un SAI para videovigilancia

Interactivo: parecido al off-line, pero dispone de filtros activos que funcionan como estabilizador de la tensión de entrada. Sólo tras fallo de tensión o anomalía grave generan su propia alimentación. Al igual que los SAI  off-line tienen un pequeño tiempo de conmutación en el que no se produce suministro eléctrico. Generan una forma de onda pseudo-sinusoidal o sinusoidal de mayor calidad que los SAI off-line. Uso común:   monitores, servidores, cámaras de seguridad y sistemas de grabación.

On-line: el más avanzado de los 3. Generan una alimentación limpia con  onda sinusoidal perfecta en todo momento desde sus baterías. Para evitar su descarga las carga al mismo tiempo que genera  alimentación. Por lo que en caso de fallo del suministro los dispositivos protegidos no se ven afectados en ningún momento porque no hay un tiempo de espera. Al tener un uso continuado sus baterías deben sustituirse con mayor frecuencia. Uso común:  protección de activos de riesgo o valor. Uso en hospitales para maquinaria, grandes servidores, etc.

En resumen, un SAI para videovigilancia es imprescindible para proteger sus cámaras de seguridad y videograbadores de cualquier anomalía en la red eléctrica.