No existen dos negocios iguales, así como no existen dos necesidades de seguridad iguales. Por este motivo existen diferentes alarmas de seguridad para negocios en función de las características especiales de cada uno.

Las alarmas de seguridad no solo van a cuidar tu negocio contra los robos, van un poco más allá pues, una de sus principales funciones es protegerte a ti y a tus empleados cuando estáis dentro de la empresa.

Funcionamiento de las alarmas para negocio

El funcionamiento de las alarmas de seguridad para negocios es casi igual que el de las alarmas para casa pero hay factores que diferencia el servicio y el equipo por las características especiales de los comercios, que necesitan sensores específicos.

  • Un detector capta la presencia de alguna persona en el recinto protegido por la alarmas de seguridad para negocio.
  • La información que capta el sensor es transmitida a la central instalada en el negocio y este lo manda a la CRA por alguno de los canales de comunicación establecidos.
  • En la CRA se procesa la información y un operario decide si el salto de alarma es real o no.
  • En caso de ser real el salto de alarma se procede a avisar a la policía y a mantener informado en todo momento al propietario del negocio.

Otro tipo de aviso que se puede recibir en la central receptora de alarmas es cuando existe una situación de peligro en el comercio que se protege con la alarmas de seguridad para negocio.

Esto normalmente se realiza pulsando el botón de pánico o ante una situación de coacción. En este caso desde la CRA avisará directamente a la policía indicando que existe una situación de peligro real para el usuario.

Alarmas de seguridad para negocio sin cuotas

A la hora de instalar alarmas de seguridad para negocio podemos optar por dos opciones, instalar una alarma sin cuotas es decir más barata o instalar una alarma con cuotas, la diferencia principal radica en que con la segunda tendremos que pagar una cuota mensual por este servicio.

Como era de esperarse las alarmas de seguridad para negocio sin cuotas tienen sus ventajas, estas son:

  • No tenemos que pagar una cuota mensual.
  • Existen muchas opciones en el mercado.
  • Conseguimos equipos que se adaptan a nuestras necesidades de una forma fácil.

Sin embargo, son más las desventajas de adquirir alarmas de seguridad para negocio; estas son:

  • Tenemos que hacer una inversión inicial para adquirir el equipo.
  • La instalación y el posterior mantenimiento de los equipos es responsabilidad nuestra.
  • Si no se hace adecuadamente puede generar multas bastantes altas.
  • La responsabilidad de decidir si el salto de alarma es real o no es solo nuestra.
  • El equipo se nos va a quedar obsoleto en poco tiempo.

Si te pensamos un poco el perjuicio que le puede suponer a nuestro negocio sufrir un robo en sus instalaciones, nos daremos cuenta de que el pagar una cuota mensual merece la pena.

La seguridad de nuestro negocio no tiene precio, en especial si cuantificamos no solo el posible daño económico del robo sino también el daño causado por pérdida de documentación, días de cierre o los posibles daños informáticos.